Select Page

Casi un mes en Lviv (Ucrania) 1

Lviv

En este post voy a hablarles sobre Lviv, una ciudad Ucraniana que forma parte de varios recuerdos transcurridos a lo largo de casi un mes. Concretamente en agosto de 2013 y es por el tiempo que hace ya de este viaje que no podré redactar con pelos y señales. También contare sobre una pequeña visita inesperada por la ciudad de Cracovia justo antes de volvernos a España.

De paseo por las calles del centro

De paseo por las calles del centro

<strong>Así de boniko es el salón de la casa donde estuvimos</strong>

Así de boniko es el salón de la casa donde estuvimos

Quizá por las pequitas que muchas chicas tienen en su rostro, por su piel blanquita o por su acento cuando hablan español. Puede que por el clima, la cultura o la personalidad fría que les caracteriza. Supongo que por todos estos detalles de entre otros es que me gustan tanto los países del Noreste de Europa. Si, ya sé que Ucrania no forma parte de la UE.

Sí les voy a hablar sobre varias cosas que hicimos y les comentaré algunas características de la ciudad en la que viví durante esas semanas. Me encantaría decir que es la mejor de Ucrania pero no sería justo ya que no vi otras ciudades.

Este viaje lo realice de acompañante invitado por Alina. Ella y su hermana Olga (quien invito a su amigo Juan Carlos) tenían que tramitar unos papeles los cuales llevarían par de semanas, así que nos invitaron a ambos para mostrarnos su ciudad y hacer de su viaje “de trámites” unas vacaciones.

Comiendo en el salón de nuestra humilde morada

Comiendo en el salón de nuestra humilde morada

Fuimos a Lviv porque ellas son de ahí aunque actualmente viven en España, y todo el tema “papeleos” debía realizarse en la ciudad ya mencionada.

La mejor opción que encontramos para llegar fue volar a Cracovia, cruzar la frontera en tren y llegar a Lviv. Todo ello resulto más barato que volar directamente a la ciudad en cuestión. Una vez en el aeropuerto de Cracovia, Alina cambio dinero para pagarnos el tren a todos y luego la deuda la saldaríamos en Lviv con Grivnas (moneda Ucraniana). Un bus nos llevó a la estación de trenes donde empezó el jaleo. Ellas nos culpan a nosotros por tener hambre, lo cierto es que siendo las únicas que entendían el idioma nos dejaron tirados y desaparecieron. Bomba de humo. La cosa fue que mientras esperaban en la cola para comprar tickets, los dos nos fuimos a comprar algo en un puestecito fuera de la estación y tardamos yo que se… 5 minutos? Pues al volver no estaban ni en la cola ni en la estación de trenes. Nos llamaron para decirnos que vayamos a no sé dónde, pasando por no sé dónde, que están ahí en un bus esperando todos por nosotros. Em… un bus?? Bueno pues nos guió Alina por teléfono, cruzamos un centro comercial y del otro lado ahí estaban. Fue cuando nos contaron que habían permitido hacer más reservas de las plazas disponibles en el tren y para todos lo que nos quedamos fuera habilitaron un bus. Nosotros no hicimos reserva pero como había espacio, nos llevaron. (Algo así creo recordar que fue el motivo por el cual no fuimos en tren y acabamos metidos en ese bus)

Vistas desde el balcón trasero de la casa

Vistas desde el balcón trasero de la casa

Salimos por la tarde/noche y llegamos de madrugada. Nos recogió el tío de Olga y Alina para llevarnos a la casa que la madre de estas tiene en su ciudad de infancia. La casa estaba mejor situada imposible! Justo al lado del centro y entre dos parques aunque uno de ellos parecía más bien un bosque. El edificio era antiguo, de aspecto oscuro y descuidado, sin ascensor. Pero la casa estaba genial, grande, tres habitaciones, aseo, cocina, baño y dos balcones. Ahí convivimos durante todo ese tiempo y la verdad que lo pasamos perfectamente incluso nos disfrazamos con ropa sexy de una inquilina que vivía ahí antes. La mayoría de los días los pasábamos paseando por el centro, comprábamos en el mercado, visitamos el museo de las armas y un montón de bares (para mi es la ciudad de los mejores bares del mundo).

Estatua de un león

Sinceramente hace tanto de este viaje que no recuerdo el orden de los días así que iré contando sucesos sin garantizar su orden cronológico… disculpen.

Fuimos a comprar a un supermercado que estaba súper lejos y al que fuimos andando, el sol apretaba con intensidad y una cuesta arriba bastante pronunciada y larga hizo de esa “mañana de compras” algo insoportable, no volvimos más a ese supermercado por lo dicho y porque al llegar a casa vimos que la carne picada estaba podrida… y no, no nos dimos cuenta estando en el super.

De camino al supermercado

De camino al supermercado

Alina y Olga en el supermercado

Alina y Olga en el supermercado

En el supermercado

También fuimos al parque que quedaba justo en la parte de atrás del edificio, el Vysokyi Zamok. Un parque precioso con un poste y una bandera de Ucrania en lo más alto de la montaña. Había varios caminos para seguir, algunas escaleras para ir subiendo, muchos árboles y arbustos. Lo mejor de todo fue las vistas cuando llegas arriba. Hay un mirador desde donde puedes contemplar un horizonte de 360 grados! se ve toda la ciudad que es realmente inmensa y me fije que hay muchos parques que la dividen, bastante grandes y con muchos árboles.

Alina y yo en el parque Vysokyi Zamok

Durante los primeros 15 días por el centro no paraban de sorprendernos (a JC y a mí) tanto los edificios como las diferentes temáticas de los bares y restaurantes. Digo los primeros 15 porque a mitad de viaje llego Elena y digamos que repetimos muchísimos sitios para mostrárselos también. Las casas en el centro tenían todas de dos a tres ventanas, alguna puede que cuatro. Así distinguían las casas de familias adineradas de las que no puesto que a más grande la casa más ventanas podían poner. No todas las fachadas tenían decoración pero la gran mayoría si eran para mirarlas con detenimiento. Entre la calle Pilvadna y la iglesia la Iglesia dominicana solía haber un mercadillo de cosas de segunda mano (la mayoría libros), un montón de puestecitos con libros, pines, ropa, tazas, cubertería y mil cosas que ni recuerdo todo de segunda mano y a precios realmente bajos.

Mercadillo

Uno de los edificios más destacados es el teatro de Ópera de Lviv, donde también se realizan óperas y actuaciones de todo tipo. No solo es bastante grande sino que su fachada es majestuosa y esta coronada por 3 ángeles. Justo delante del edificio comienza un gran paseo con una fuente, unas zonas con césped y otras peatonales, donde aparte del teatro se encuentran también un montón de tiendas, restaurantes, bares  y algún que otro museo.

Alina y yo paseando por Lviv

Alina y yo paseando por Lviv

Alina y yo en el parque Vysokyi Zamok

Alina y yo en el parque Vysokyi Zamok

Gracias a Olga y Alina vimos muchos rincones que seguramente no habríamos visto sin ellas simplemente porque o te llevan o pasan desapercibidos. Es el caso de uno de los bares temáticos más curiosos que vimos, me explico en Casi un mes en Lviv (Ucrania) 2.

Deja un comentario

¡Bienvenido a mi Blog!

¡Hola! me llamo Daniel Ballesteros y soy el autor de Humildad Mochilera.

Actualmente estoy trabajando entre 13 y 14 horas diarias de lunes a sábado y ¿para qué?  ¡Necesito dinero! En octubre me iré a vivir a Senegal. Voluntariados en una reserva de grandes mamíferos, un proyecto de voluntariados y alguna cosilla más me esperan una vez allí y tendré la oportunidad de viajar por el continente Africano!

Espero que disfrutes leyéndome y ¡Muchísimas gracias por visitar el blog!

EN LA MOCHILA ENCONTRÉ:



Humildad Mochilera en:

Blog alojado en:

Web Hosting

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!