Select Page

Mbour y sus peculiaridades + un montón de fotos!

Mbour y sus peculiaridades + un montón de fotos!

Después de haber transitado por varios pueblos y ciudades de camino a Dindefelo, se puede llegar a la conclusión de que todas tienen el mismo caos, todas acumulan basura en sus calles o arcenes de la carretera o, disponen de una masa de niños que pueden distinguirse en dos grupos, los que te sonríen y curiosean pidiendo fotos y los que se acercan solo con intención de pedir dinero y te miran con cara de “y para que quiero yo esto” cuando les das un caramelo.

Mbour

Para profundizar un poco más en toda una descripción, Mbour es la ciudad elegida por varios motivos. En ella estuvimos quince días lo que permite conocerla y explorarla mejor, nos alojamos en Sally (zona turística y que nos permitió comparar) y bueno…  durante ese tiempo vivimos momentos que nunca se olvidarán, pequeñas anécdotas, situaciones angustiosas y un largo etc en el que sin duda, el calor hizo acto de presencia en todo momento.

Mbour

Hablemos de Mbour:

El tráfico en horas puntas puede hacer que entrar o salir de la ciudad sea lenta. Los taxis abarrotan las calzadas así como “los taxitas” salen de cualquier rincón gritando “taxi, taxi” para ofrecer sus servicios.

Mbour

Solo por la carretera principal pasan camiones y eso no impide la circulación de carros a caballo o burro, ni impide que peatones crucen por todas partes o vendan bolsitas de agua, tarjetas de recarga Orange con ofertas del 200%, accesorios para móvil, un ventilador o cualquier cosa que se les pueda ocurrir vender.

Mbour

Callejear Mbour, al igual que otras ciudades… se convierte en toda una experiencia y cumulo de sorpresas aguardando entre calles.

Casi siempre sin asfaltar y con baches para dar y regalar… el continuo vaivén de carros y vehículos son pan de cada día, entre niños que juegan frente a sus casas, entre cabritas que cruzan por todas partes y se acumulan bien pegadas a las paredes en busca de sombra.

Mbour

La verdad es que si no eres una de esas personas que se desenvuelve bien cuando está sola en un lugar nuevo… creo que Senegal no es destino para experimentos viajeros.

De hecho, y esto es una opinión personal, lo que hizo tan especial la estancia en Senegal y en concreto en Mbour/Sally donde pasamos 15 días conviviendo, fue exactamente eso… convivir con alguien que se encuentra en la misma situación que tú.

Mbour

Hablamos de un lugar donde nada se parece al lugar del que provienes (a menos que seas africano), un lugar donde la barrera del idioma a menos que sepas francés puede ofrecer momentos realmente graciosos y embarazosos en periodos de tiempo muy cortos, un lugar donde puedes sentirte vulnerable con facilidad, en el punto de mira de muchas miradas curiosas y un largo etcétera…

Mbour

Estar acompañado de un grupo de amigos puede hacer que todo sea realmente maravilloso si aquellos que te acompañan son tan aventureros como tú.

Durante los días que estuvimos en Mbour descubrimos una realidad muy distinta a la que vivimos en Dindefelo y no solo por el hecho de que uno se encuentra en plena jungla, aislado entre bellos parajes y naturaleza en abundancia mientras que el otro es una gran y masificada ciudad costera a merced del sol, el tráfico, la aglomeración de gente… sino que vimos una realidad triste, dura y sobre todo, sorprendente.

Mbour

Triste porque la contaminación de las calles (basuras etc) es realmente un problema que solucionar tanto en Mbour, como en Dakar y resto del país…

Dura porque el exceso de niños se distingue con facilidad y digamos que no en las mejores condiciones, muchísimos piden dinero y venden agua al costado de las carreteras. La mayoría de veces uno se pregunta cómo pueden con esa cortísima edad estar andando por ahí solos como si se tratara del patio de un colegio.

Mbour

Y sorprendente… por una infinidad de motivos. Cuando uno recorre las calles de una ciudad como Mbour, se pregunta cómo pueden vivir en esas casas, como es que les resulta tan normal la arena, el polvo, la basura, los baches…

Intentas encontrar un orden en todo lo que vas viendo y no lo encuentras. La estética es algo que no parece estar muy presente en fachadas, aceras o todo en general y es que cosas rotas, oxidadas, amontonadas, a medias… hacen que todo sea bonito a su manera eso sí, cuando ya te has acostumbrado.

Mbour

Lo curioso es que a 10 minutos de Mbour se encuentra Sally que al considerarse “la zona turística”, sus calles no acumulan tanta basura, arena si por supuesto. Las casas tienen un ligero parecido a las que pueden verse en muchos pueblos de latinoamerica y la estética si está más cuidada o elaborada en hoteles, fachadas, muros etc.

Mbour

Las playas en la zona de Sally son limpias y da gusto pasar tiempo en ellas. Tienen un aspecto mucho más acogedor.

Mbour

Callejear Sally es una mezcla muy extraña de sensaciones porque lo que ves no da lugar a que se te olvide donde estás y la pobreza del país pero a la vez, te sientes como en un lugar más desarrollado, seguro, “normal” desde el punto de vista de un europeo.

Mbour

Hay zonas que dan la sensación de prosperidad, de lujo (nada que ver con lo que entiendes por lujo, hay que verlo para comprender), de actividad turística y un toque atractivo pero a la vez, hay zonas que a día de hoy me pregunto porque estaban así de abandonadas o, por qué lo parecían si no era el caso… la verdad es que cuesta describir.

Mbour

Quisiera recalcar que el viaje a Senegal es uno de los que más me ha gustado y volvería a repetir sin duda alguna siempre y cuando fuera con muy buenos amigos, gente con la que compartir todo ese cumulo de sensaciones y momentos.

Datos de interés sobre Mbour y Saly:

  • Se trata de una ciudad costera cuyos motores económicos son la pesca, el turismo y el proceso de cacahuete. Aproximadamente tiene 170.500hab (censo 2005).
  • Sin duda Mbour es una ciudad que entra en el itinerario si viajas por Senegal ya que por ella pasa la carretera que te llevará a cualquier parte del sur como podría ser el Delta de Saloum, o hacia el centro/este del país, donde se encuentra el Parque Nacional Niocolo-Koba, la región del País Bassari etc.
  • Por otra parte, a quince minutos de Mbour se encuentra la reserva de Bandia y dada la cercanía con Dakar, es frecuentada por la mayoría de personas que deciden pasar unas vacaciones en Senegal.
  • En Mbour nos encontramos con una mezcla de complejo turístico, zona residencial, conjunto de resorts y hoteles… llamada Saly. Ofrece al turista todo tipo de apartamentos y hoteles a pie de playa, las cuales son “privadas” (hamacas, tumbonas y sombrillas solo disponibles si eres cliente de hotel/apartamento etc) pero, playas limpias y despejadas, realmente bonitas. Saly de alguna manera también ofrece una seguridad que el resto de Mbour no proporciona, está controlado por gendarmes y es una zona mucho más limpia.
  • Entre su laberinto de calles podemos encontrar uno de los mercados más grandes donde se puede encontrar todo tipo de productos (telas, carnes, pescados, especias, legumbres, artesanías…).
  • El mercado de los Pescadores, situado a pie de playa y decorado con una cantidad de barcas de colores, ofrece a quien lo visita… la realidad de cómo se vende el pescado, del caos que se forma (desde la vista de un forastero) entre pescadores y sus mujeres encargadas de vender el pescado de sus maridos, la cantidad de basura que se acumula por todas partes y lo más impactante, un fuerte olor a pescado poco agradable.

 

Varias fotografías de Mbour y Bandia:

El mercado principal de Mbour:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es el más grande de la ciudad y se encuentra junto al mercado de los pescadores.

Mercado de los pescadores:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quizá sea el mercado más grande que yo habré visto jamás. Se trata de uno de los puntos de venta de pescado más importantes de Senegal, siendo en este punto desde donde se abastece gran parte del país. En hora punta resulta ser bastante caótico y el olor a pescado… digamos que hay que acostumbrarse.

Cuando los pescadores llegan, las mujeres de cada uno de ellos se dedican a venderlo (el que no se exporta) y para diferenciarlas, las mujeres de un mismo hombre llevan el pañuelo, o el vestido del mismo color.

Reserva de Bandia:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

¿Nuevo en el blog?

¡Hola! me llamo Daniel Ballesteros y soy el autor de Humildad Mochilera.

Actualmente estoy trabajando en un proyecto online a la espera de la próxima temporada de trabajo de Mayo a Septiembre. Con esos ahorros quien sabe cual será el próximo viaje. Por ahora ire publicando lo que fue de mi viaje durante 3 meses por Perú.

Espero que disfrutes leyéndome y ¡muchísimas gracias por visitar el blog!

EN LA MOCHILA:



¡Sigueme!

Archivos

Blog alojado en:

Web Hosting

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!

Pin It on Pinterest

Share This

¡Ayudame a difundir!

Si te ha parecido interesante, por favor compartelo con amigos y familiares, ¡Gracias!