Select Page

Manual completo de montaña: Sobre el terreno.

INTRODUCCIÓN.

El contenido de esta pequeña guía es parte de un conjunto de guías que, en su totalidad forman un manual completo de información muy útil, de vital importancia y para todos los públicos.

No es necesario ser un gran montañero, estas guías las escribí para que todo el mundo pueda disfrutar de la montaña con una mínima seguridad y conocimientos básicos, animando a la práctica del senderismo y al contacto asiduo con la montaña y la naturaleza en general.

Contenidos del post:

  • Tipo de itinerarios: Ida y vuelta, lineales, circulares y con ascenso.
  • Consejos generales.
  • Durante el embarazo. Por meses.
  • Con niños. Por edades.
  • Con minusvalías (disponible en pdf)
  • Cuándo se recomienda  un guía experto?
  • Desniveles y horarios: Calculo de distancias aproximadas.

 

SOBRE EL TERRENO Y CARACTERÍSTICAS GENERALES

sobre el terreno

Comenzaremos por distinguir el tipo de itinerarios que se pueden encontrar. Éstos son de ida y vuelta, circulares, lineales y con ascenso.

Veamos pues lo básico de cada uno de ellos:

Ida y vuelta:

Básicamente se comienza en un punto, y una vez llegados al objetivo se regresa por el mismo camino, al mismo punto de partida.

No tienen por qué ser los más sencillos, sin embargo si aportan muchas facilidades. Si alguien se cansa puede quedarse en un punto del recorrido y quedarse ahí hasta que el resto vuelva. Pueden esconderse a lo largo del camino aquellas cosas que nos están causando un peso en exceso. Facilita la vuelta porque es territorio “ya explorado”.

Por otro lado… la segunda mitad de la actividad se realiza por el mismo sitio que la primera mitad y esto a muchos (como a mí) no agrada…

Circular:

Suele ser la opción preferida y la más solicitada por ser lo que es, un circuito circular en el que podrás llegar al mismo punto de salida sin repetir el tramo de vuelta. Lo mejor de hacer una ruta circular es que si un integrante del grupo se agota y decide volver… es probable que se haya superado la mitad del recorrido ergo… ¡el regreso será más corto continuando!

Lineal:

Uno de los principales problemas que plantea una actividad lineal a la hora de organizarla, es que el punto final es distinto al de partida y probablemente bastante alejado, debiendo prever una recogida por parte de terceros, la existencia de transportes públicos o haber dejado un vehículo propio previamente.

Suelen disponer de refugios a lo largo de sus trayectos y eso se debe a que los senderos lineales forman parte de recorridos largos y se hacen en varias etapas (1 o 2 por día). Obvio también, los hay cortos y que se hacen en poco tiempo en un mismo día.

Hay que tener en cuenta el grupo dispuesto a realizar este tipo de actividades largas (más de 7 días), ya que cuantas más personas, aumenta el riesgo y hay que tener material mínimo de primeros auxilios para todos etc…

La mochila… oscilará entre 50 y 70l para estos casos dadas las circunstancias del largo recorrido.

Con ascenso:

No hay nada mejor que complementar lo dicho anteriormente con una ascensión. No hablamos de seismiles o escaladas verticales pero si, acceder a la cima de una montaña con un acceso “normal” por así decirlo.

Cuando se va a realizar un ascenso premeditado, hay que tener en cuenta:

  • La previsión meteorológica: Durante un trekking de varios días, tenerla en cuenta para que el día de subir sea el mejor de entre los días que dura la actividad.
  • Día previo: En realidad es aplicable a todos los días de un trekking… Hay que cuidar la alimentación, reducir riesgos, control de sueño etc. Sobre todo el día antes acostarse pronto y en caso de haber fatigas musculares realizar una buena sesión de estiramientos.
  • Territorio: Hacer cima implica no solo estar arriba y verlo todo, en muchos casos se pasa de un tipo de suelo a otro. Debido a la altura y en cierto punto, la vegetación disminuye dando lugar a un terreno más rocoso.

Entonces, hay que calcular el horario para no coincidir en la zona más alta y expuesta al sol en las horas más calurosas del día (sobre todo en verano), ya que muchas veces se carece de sombras dada la inexistencia de árboles.

Las condiciones del suelo son muy importantes ya que, no es lo mismo caminar sobre un suelo firme y uniforme, a suelos conformados por pedreras (por ejemplo). Hay que ser conscientes de las posibilidades de desprendimiento y/o de resbalarse.

En invierno hay que estar informados de la existencia de nieve y, en caso positivo evaluar la necesidad de equipo adecuado como crampones, polainas etc. A veces con un tipo de bota distinto al habitual podría ser suficiente. En caso de haberla, lo más recomendado para transitarla hacia la cima son los canales, aristas no verticales, corredores sencillos o  espolones amplios. Mucho cuidado con la existencia de cornisas. No siempre son evidentes y pueden desprenderse con nuestro propio peso dando lugar a caía.

Consejos generales:

  • Una de las cosas que yo suelo hacer casi siempre y que así debería ser, es ponerse crema solar en la cara una media hora antes de ser expuestos al sol. Catalogaría prácticamente obligatorio hacerlo si vamos a recorrer cotas altas por encima de 1500.
  • Cerciorarse de que la dirección que tomamos al iniciar la ruta, es la correcta. Muchas veces en mismo punto dan comienzo barias rutas con direcciones muy distintas.
  • Al comienzo de una actividad, no conviene provocarnos un exceso de sudoración (que suelen darse por varios motivos, como exceso de ropa, no medición de un ritmo adecuado etc), ya que con ésta, se perdería líquido y energía que será de utilidad más adelante.
  • Los descansos deben ser disciplinados, sin carencias ni excedentes, basándose en el número de personas que realizan una actividad. Lo que procede es hacer coincidir con estos descansos todas aquellas necesidades que obligan a detener un grupo. Una referencia optima sería no parar por primera vez antes de los 45m de marcha y no hacer caminatas continuadas que superen las 3h. Realizar estas paradas donde no se vaya a entorpecer a otros caminantes.
  • No hay que olvidar que nuestro cuerpo suda, entra en calor. Éste debe perderse lo menos posible por consiguiente en las paradas, primero se abriga uno y luego, se bebe agua, come, saca fotografías de grupo etc. Así mismo y como parte de un grupo, deberás aconsejar sobre todo esto a quien no lo lleve a cabo, debido a que un enfriamiento en exceso, provocaría una dificultad mayor para entrar en calor y más gasto energético que a su vez, derivará a una reducción de ritmo o un aumento de fatiga si lo mantiene igual que el resto del grupo (el que se abrigo y no perdió calor corporal), concluyendo con la solicitud de otro descanso que quizá el resto no necesita, menos disfrute de la actividad etc.
  • Todo el mundo (en el grupo) debe conocer el punto exacto de las paradas largas, puntos de encuentro y de rescate aclarados en la planificación. Esto se debe a que en grupos numerosos, suele hacerse una fila de a uno, dos o varios, incluso pueden crearse grupitos pequeños si el grupo completo es de 20 o más personas (por ejemplo). Con el tiempo todas estas personas se pueden distanciar más o menos. De ahí que sean necesarios los puntos de reencuentro, para seguir juntos.
  • Es tan importante que EL FUERTE NO IGNORE AL DÉBIL como que éste último, NO LE OCULTE SUS POSIBLES PROBLEMAS, ya que luego podría ser demasiado tarde para solucionarlos.
  • Para marchas inferiores a 6 o 7 días no es necesario lavar ropa. En caso de ser mayor el número de días, con agua es suficiente y si se quiere usar jabón, que éste sea natural y evitando siempre los ríos principales para llevar a cabo tal acción.
  • En cuanto a la higiene personal, manteniendo las precauciones ya nombradas, si sería necesario el uso de jabón aunque habrá que acostumbrarse a NO ducharse todos los días. Las toallitas son una alternativa. La higiene bucal no será un problema pero volvemos a lo mismo, no expulsar el “sobrante” en un río, charca, lago…
  • La basura ni se abandona ni se entierra ni se quema. Se carga con ella hasta un punto donde se recoja.
  • En caso de cruzar verjas, vallas y portones, dejarlos tal y como estaban. Invertir su estado puede causar un problema a terceros ya fuere por que se escapa ganado, o porque éste deba y no pueda pasar por ahí.
  • Hay que respetar la flora y la fauna, siempre y en todos sus aspectos. Si los senderos están trazados, hay que seguirlos sin tomar atajos para no causar erosión innecesaria.
  • Cada uno es responsable de sus mascotas. Se de primera mano que es incómodo caminar por el campo con el perro atado y que decir de la impotencia que les causa ver dónde están y que no puedan correr. Aquí uno mismo debe ser capaz de ver cuando suelta y cuando no debe soltar a su querida mascota.
  • Nada que decir en cuanto al tabaco… las colillas al suelo, jamás.
  • Y hacer fuego fuera de los lugares NO habilitados para ello ya es otro disparate más. Las historias de miedo dan el mismo miedo alrededor de un hornillo.
  • Lo recomendable es terminar cada etapa diaria como mínimo con una hora de sol por delante ya que acampar con luz es más cómodo.
  • Si una jornada es intensa, al final de ésta se recomienda realizar ejercicios de estiramiento. Relajaras los músculos y al día siguiente se agradece.

Veamos ahora algunos detalles a considerar en cuanto al embarazo y con niños.

Embarazo:

Quiero dar por sentado que una mujer que accede a la montaña estando embarazada, es porque se trata de una mujer asidua y que conoce, con una cierta forma física y preparación. Dudo mucho que alguien que no la ha pisado nunca le dé por hacer senderismo justo cuando esta de cuatro meses (por poner un ejemplo).

Dicho esto, hay que tener en cuenta que:

  • Se deben evitar largos recorridos y de alto esfuerzo.
  • Durante el primer trimestre limitarse solo a paseos cortos e intensidades bajas.
  • Según avanza el embarazo y aumenta el peso de la futura madre, las actividades deben reducir su número total de horas. No por ello hay que dejar de caminar… De hecho caminar es recomendable hacerlo por lugares llanos, sin dificultas etc. Las vistas a paisajes naturales y el aire fresco son alicientes muy gratificantes.
  • ¿Cuándo deberías interrumpir una actividad? Al primer indicio de molestia o dolor.
  • Tras el parto se puede retomar tranquilamente la actividad en la montaña, dejando para después de las cicatrizaciones aquellas de más intensidad/duración y a que tu rendimiento se restablezca (70 días de media).
  • No es recomendable realizar grandes caminatas durante la lactancia para no afectar al volumen de leche producida.
  • Actuar siempre bajo recomendaciones del ginecólogo.

Con niños:

Lo más importante aquí para los padres, es lo siguiente:

Nunca imponer sino proponer.

No todas las personas somos iguales y nuestros hijos como niños y niñas están en su fase de experimentación y conocer qué les gusta hacer y qué no. Forzarles a pasar un día entero en la montaña solo porque a nosotros nos encanta y queremos que a ellos les encante, no es lo correcto, de hecho si en algún momento ya han reconocido que no les gusta ni quieren… obligarlos a ello es hacer que lo pasen muy mal.

Si tenemos la suerte de que a nuestros hijos les gusta y nos quieren acompañar, no hay que olvidar jamás la frase de oro:

“La fuerza de un grupo se mide por la del eslabón más débil”.

Dejaremos a un lado nuestros orgullos y afanes por logar nuestros objetivos, siempre. En cuanto nuestros hijos estén con nosotros, deberemos respetar sus ambiciones y sobre todo sus condiciones físicas y morales. Quiero decir con esto, si un niño no quiere subir a la cima después de 5 horas de caminata por el valle, no se sube. O puede quedarse con alguien del grupo que voluntariamente decida hacerse cargo de los “pequeños” mientras el resto subís.

Hay que ser capaces de apreciar cómo puede beneficiar más a nuestros hijos el tema que nos concierne. Que nuestros hijos se pasen el día correteando por praderas, contemplando y jugando en pequeños riachuelos etc quizá les fomente más pasión que 7 horas de caminata subiendo y bajando una montaña de 1500m.

Si los niños quieren, subirán esas montañas unos años más adelante, no te preocupes.

A continuación les muestro unos datos aproximados basándonos en la edad de los peques:

  • De 2 a 4 años: De 3 a 4km con bastantes paradas.
  • De 5 a 7 años: Entre 5 y 6km en terreno sencillo y podrían llevar una mochilita con su botellita de agua.
  • De 8 a 12: Se podría realizar una jornada completa con numerosas paradas. Ya se les debe empezar a explicar la gravedad del incumplimiento de algunas pautas básicas a proceder en la montaña.
  • De 13 a 16: Se pueden hacer rutas superiores a los dos días con etapas suaves. De ahora en adelante habría que fomentarles la actividad como algo lúdico en lugar de deportivo, como los juegos de orientación, con el fin de evitar que el simple hecho de caminar del punto A al punto B, no se convierta en un paseo aburrido mientras piensan en lo divertido que sería estar en la ciudad con los amigos.

 

Sobre minusvalías: (sección disponible en pdf)

Es recomendable ser acompañados por un guía experto en la zona cuando:

  • El periodo de la actividad supera los 5 días y no se conoce el terreno.
  • El terreno supone una dificultad para la que no se está preparado aunque conozcamos el terreno.
  • El número de integrantes en un grupo supera las capacidades de reacción ante un peligro, por parte del más experimentado (sin contar el guía claro), según lo dicho en el post anterior sobre los grupos.
  • Se quiera aprender de una actividad, aprovechando la presencia del guía para preguntar y empaparse de sus conocimientos, así como gozar de una seguridad dejando a un lado el típico ego “macho alfa” que a muchos hombres nos lleva al “yo soy montañero y no necesito guía”.

Lo dicho, dependerá del tipo de actividades, el lugar, las personas… cada caso en concreto vamos.

Desniveles y horarios:

Para poder realizar un horario adecuado a la ruta que se pretende seguir, hay que realizar un “perfil de ruta” que consistirá en una línea que sube y baja, como resultado de las distancias verticales y horizontales que recorreremos.

Para estimar un horario lo más realista posible hay que tener muy en cuenta las distancias verticales ya que estas aumentan o disminuyen los tiempos.

Nota: En condiciones normales, con una hora se estima un avance de 400m de desnivel positivo, o bien recorrer 4km en un plano horizontal.

Cálculo de una distancia siguiendo el dibujo anterior:

  • Distancia horizontal (a): 16km (240 minutos)
  • Distancia vertical (b): 1000m (150 minutos)

Se seguirá la siguiente regla: Sumar el mayor de los tiempos a la mitad del menor de los tiempos obtenidos.

  • 240 + 75 = 315 minutos desde que comenzamos a caminar hasta el punto de destino.

El cálculo será siempre el “mínimo” necesario ya que existen diversos factores que aumentarán ese tiempo estimado, como pueden ser:

  • Rutas fuera de sendero marcado.
  • Terreno accidentado o nevado.
  • Pendientes fuertes en poco avance horizontal.
  • El grupo, teniendo en cuenta su número de integrantes y la edad media ya que sabemos, un niño irá más lento que un adulto.

Solo con la experiencia y el tiempo dedicado a las actividades de montaña podremos hacer un cálculo estimado según las edades de aquellos que nos acompañan.

Cálculo de una distancia real:

Calcularla es muy difícil ya que para ello hay que tener en cuenta cada montículo del terreno (su relieve). Para ello nuestro objetivo será calcular la distancia aproximada (h).

Sabiendo la distancia horizontal (a) y la vertical (b), tenemos dos formas de calcular la distancia aproximada (h):

  1. Matemáticamente: h2 = a2 + b2
  2. Gráficamente: Realizando el triángulo anterior a escala y midiendo (h).

 

En el siguiente post me centraré en como realizar un perfil de ruta para poder aplicar todos los conocimientos adquiridos en una planificación, antes de ponerse en marcha.

Indice del manual con enlaces a cada uno de los post: (Próximamente)

1) Equipo y material.

> Vestuario.

> Equipo externo.

> Accesorios y Complementos.

2) Preparación y desarrollo de una actividad.

> Planificar.

> Sobre el terreno.

> Perfil de ruta.

> Orientación.

3) Procedimientos.

> Alimentación.

Entrenamiento.

Técnicas de progresión.

> Las noches.

4) Prevención.

> Seguridad y peligros.

> Primeros auxilios.

> Previsiones meteorológicas.

5) Consejos para viajes largos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!