Select Page

Manual completo de montaña: Equipo externo.

INTRODUCCIÓN.

El contenido de esta pequeña guía es parte de un conjunto de guías que, en su totalidad forman un manual completo de información muy útil, de vital importancia y para todos los públicos.

No es necesario ser un gran montañero, estas guías las escribí para que todo el mundo pueda disfrutar de la montaña con una mínima seguridad y conocimientos básicos, animando a la práctica del senderismo y al contacto asiduo con la montaña y la naturaleza en general.

Contenidos del post:

  • Mochila: Qué no se puede ignorar, como llenarla y consejos.
  • Tienda: Descripción por estaciones y qué no hay que olvidar.
  • Saco: Plumón o fibra, ventajas e inconvenientes y consejos generales.
  • Funda de vivac: Definición y descripción de sus dos variantes.
  • Colchoneta aislante: Hinchables y no hinchables.
  • Bastones: Ventajas que ofrecen.
  • Enlaces al resto de contenido del manual.

 

EQUIPO EXTERNO:

Equipo externo

 

Mochila:

En cuanto a las mochilas hay varios parámetros a tener en cuenta: tamaño, estructura, detalles técnicos, materiales empleados, sistemas de ajuste etc. Un modelo adecuado es aquél que los conjuga adecuadamente, dependiendo de para qué actividad la queramos utilizar.

Un buen consejo a la hora de comprar mochilas grandes, sería llenarlas de ropa que previamente te hayas llevado de tu casa para tal fin, pudiendo comprobar cómo te sientes con ella puesta y con peso.

 

Cosas que no se pueden ignorar:

  • Sistema anatómico para espalda: De aquí dependerá la mayoría de nuestra comodidad (no toda). Para mochilas de grandes dimensiones es imprescindible.
  • Espaldas mojadas: Para evitar riñones fríos, las mochilas deben contener rejillas-canales de aireación, disminuir la superficie de contacto con la espalda etc…
  • Cintas de compresión exteriores: No solo están para sujetar accesorios… su principal misión es estabilizar el peso de la mochila como a nosotros nos interese.
  • Forro interior de cierre: Para mochilas con tape o seta, se encarga de proteger el contenido de las inclemencias exteriores.
  • Tape o seta: Lo suyo es que disponga de un bolsillo interior con cremallera.
  • Correa pectoral de ajuste: Esencial para aportar estabilidad y librar un poco de peso en los hombros.
  • Bolsillos laterales exteriores: Deben ser fáciles de abrir y cerrar y con un tamaño mínimo suficiente para albergar una botella/cantimplora de 1 litro.

 

Al llenar la mochila:

  • Para empezar hay que tener claro que la uniformidad del peso debe ser lateral, evitando que la mochila se incline hacia un lado.
  • Lo más pesado debe ir en la parte inferior y lo más próxima a la cadera. A partir de ahí el peso de debe distribuir de mayor a menor según se asciende en la colocación y siempre dejando lo más liviano en la parte exterior, evitando que la mochila tienda a “irse hacia atrás”.
  • Hay que tener claro todo lo que se va a introducir en la mochila, para mentalmente haber decidido con anterioridad que objetos pequeños (y a poder ser más resistentes) ocuparán aquellos espacios que se quedan libres entre objetos grandes.
  • Se debe aprovechar los espacios huecos de los “cacharros” para introducir comida, utensilios de cocina etc.
  • Se debe procurar que la ropa, toalla y demás objetos blandos, sean los que se disponen en contacto directo con la espalda, evitando que objetos contundentes nos incomoden.
  • Las prendas de ropa enrolladas sobre si mismas es la mejor manera de evitar que se rompan, evitar el desorden de la mochila cuando se quiere sacar alguna prenda y se ahorra muchísimo espacio.
  • Incluso el espacio interior de la colchoneta/esterilla es ideal para guardar por ejemplo, una barra de pan.
  • Lo mejor para mantener un orden en la mochila es crearse unos hábitos de colocación. De ese modo encontraremos siempre con más facilidad y menos tiempo lo que estemos buscando.
  • Si se prevé que pueda haber grandes lluvias, es conveniente meter todo en pequeñas bolsas de plástico antes de meterlo en la mochila.

 

Consejos en cuanto a las mochilas:

  • Hablando de mochilas iguales o superiores a 50l, no deberían excederse en peso cuando están vacías. Por poner un ejemplo, podría considerarse excesivo un peso de 2,5kg una mochila de 70l.
  • Tener cuidado a la hora de depositarlas en maleteros de coche o autobuses.
  • Ajustar siempre primero la correa de la cadera.
  • Ajustar bien los tensores de hombro ya que estos evitan el balanceo de la mochila y disminuyen el vencimiento de ésta hacia atrás, evitando desequilibrios y/o la pérdida del eje vertical.
  • Es imprescindible para mochilas de 40l o superior, que dispongan de una cremallera en la parte inferior que deberá estar protegida con una solapa de protección exterior.

 

Tienda:

A la hora de elegir una tienda, es muy importante tener claro que actividad realizas con más frecuencia y ser capaz de reconocer si con una tienda te será suficiente o tendrás que comprar dos modelos distintos… Como mínimo deben ser de doble techo y transpirables.

Sabiendo para que la queremos, tendremos que elegir entre las tiendas de “2 estaciones”, “3 estaciones” o “4 estaciones”.

Breve descripción:

  • 2 Estaciones: Pensadas para actividades estivales. Suelen ser espaciosas incluso con compartimentos, para grupos grandes y con el fin de utilizarlas en campings. Actualmente se ven mucho en los festivales de música.

Son altas, espaciosas, con buena ventilación y transpirables ya que son de uso compartido con más personas y en verano con la evidente condensación de vapores que ello conlleva.

Por otro lado son pesadas, abultan mucho y no son apropiadas para llevar en la mochila. Su uso suele limitarse a aquellas actividades veraniegas en las que el acceso al punto de acampada es posible en vehículo.

  • 3 Estaciones: Diseñadas para hacer trekkings o senderismo, en otoño, verano y primareva. Suelen usarse por varios días y se llevan en la mochila. Su uso en la montaña exige que estas sean de tamaño más reducido (1-3 personas), ligeras, ventiladas, y resistentes al agua y fuertes vientos.

A este tipo de tiendas se les ha unido las tiendas de 3 estaciones ligeras. Éstas son de dimensiones más reducidas, suelen ser para 1 o 2 personas, fáciles de montar y reducen el peso entre 200 y 500g en cuanto a las normales. El reducido tamaño del bulto cuando están plegadas es una de las grandes ventajas.

  • 4 Estaciones: Como su propio nombre indica pueden usarse durante todo el año y cumplen con todos los requisitos para poder usarse en alta montaña.

Deben cumplir con los siguientes requisitos: Resistentes a fuertes vientos y nevadas, impermeables y con todos los materiales flexibles en mayor o menor grado. Debido a lo mencionado, su ventilación se ve reducida. Su montaje debe ser sencillo para poder realizarlo en las condiciones más adversas.

A pesar de mantener un peso ligero, deben ser lo suficientemente grandes como para guardar todo el material de una expedición en su interior de modo nunca serán tan pequeñas como las tiendas de 3 estaciones.

No olvidar que:

  1. Las varillas de aluminio son mejores que las de fibra, pero encarecen el producto.
  2. Hay que fijarse en el diseño del suelo que deberá ser tipo “cubeta”, realzado por los laterales para impedir que entre agua o barro en días de lluvia. Debe ser la zona más gruesa de la tienda y por supuesto impermeable y resistente. No está de más comprar una protección de suelos, para situarla entre ambos (tienda y suelo).
  3. Las costuras deben ser termoselladas sin excepción. Solo así se garantiza la impermeabilidad del producto y hoy en día debido a que es la única manera de evitar que el agua penetre por éstas, el termosellado se está convirtiendo en un indicador de calidad del fabricante y un reclamo comercial.

 

Saco:

La adquisición de un buen saco para dormir marcará la diferencia en cuanto al éxito de tus actividades en la montaña. Estar bien descansado es esencial y para ello hay que evitar el frío a toda costa.

De igual manera, hay que aprender a dormir en ellos. Excederse de calor y sudar dentro del saco no te aportará ningún beneficio.

No se debe escatimar en gastos a la hora de comprar un BUEN saco, ya que actualmente ofrecen una calidad que, bien cuidados pueden durar toda la vida.

A día de hoy disponemos de dos aislantes, el plumón de ave y la fibra artificial.

Ventajas e inconvenientes a la hora de usar fibra o plumón:

  • El plumón es mejor que la fibra para aislar sin embargo, si se moja… pierde todas sus cualidades, su peso aumenta considerablemente y tarda una eternidad en secarse.

El fabricante debería aportar en los datos de fabricación, el porcentaje de éste. Siendo el 100% lo ideal y también más caro. Algunos llevan mezcla de pequeñas plumas (aprox 30%).

  • La fibra artificial no absorbe agua y se secan con rapidez, pero para conseguir el mismo aislamiento que con el plumón se necesita más peso y volumen.

Una cosa que hay que tener muy en cuenta es las temperaturas que el fabricante nos indica en cada uno de los sacos. Normalmente se indican en una etiqueta interior del saco y en su bolsa junto a las dimensiones del saco. La temperatura que nos interesa es la denominada “confort” pero, dependiendo de para que necesitemos el saco habría que fijarse también en la temperatura “límite” que suele ser unos 5º por debajo.

Eso no es todo en cuanto a temperaturas. También suele reflejarse una temperatura extrema para aquellos que hacen uso del saco en condiciones extremas.

Resumiendo una lectura podría ser tal que así: Confort: 0ºC | límite: -5ºC | Extrema: – 15ºC 

Consejos generales:

  1. Comprobar que la capucha se cierra cubriendo casi por completo la cara.
  2. No comprar un saco sin un buen “sobre cuello” de regulación independiente.
  3. No debe ser excesivamente amplio ni tampoco demasiado estrecho… hay que poder mover las piernas con un mínimo de comodidad.
  4. No olvidar NUNCA la bolsa de compresión. Pueden llegar a ocupar la mitad de espacio en la mochila.
  5. Lo correcto es airearlo después de cada uso si las inclemencias meteorológicas lo permiten.
  6. Hay que lavarlo poco (salvo necesidad puntual). Yo personalmente lavo el mío una vez al año. No se debe secar bajo los rayos solares y con aportadores de calor como calefactores, secadores etc…
  7. En caso de tratarse de plumón, durante el secado conviene sacudirlos para desapelmazar las bolitas húmedas que se forman.

 

Funda de vivac:

Definición de la palabra vivac: Se entiende por hacer vivac o vivaquear, a la práctica de acampada al aire libre de manera provisional, sin tienda de campaña ni estructuras de protección. Coloquialmente “dormir al raso”.

Dicho esto, la funda de vivac es un accesorio importante ya que protegerá tu saco en situaciones de vivac o te ayudara a crear un vivac sin saco mucho más confortable.

Las únicas recomendables son aquellas que ofrecen simultáneamente capacidad impermeable y transpirable. Hay que asegurarse una buena transpirabilidad para evacuar los vapores de agua que genera nuestro cuerpo.

Las hay de dos tipos, calientes o no. En este último caso son más ligeras y su función es la misma que la de un cortavientos, proteger del agua y del viento. Las fundas cálidas llevan un relleno de naturaleza sintética en su interior. Son más gruesas y en alguna ocasión pueden servir como saco ligero.

La dimensión de la funda vivac debe ser mayor que la del saco tanto en longitud como en anchura con el fin de mejorar la transpirabilidad, facilitar nuestro movimiento y en algunos casos proteger ropa y otros utensilios no punzantes en el espacio libre entre el saco y la funda.

Colchoneta aislante:

El contacto con el suelo provoca pérdidas de calor por conducción. Por muy bueno que sea el saco, sin una colchoneta que evite esa perdida, ¡estas perdid@!

No hinchables o tipo “esterilla”:

Su densidad y grosor influyen directamente con la comodidad y a su vez con su peso. Hay que saber mediar a la hora de elegir entre el ahorro ínfimo de peso y la capacidad de “soportar” las irregularidades que pueda ofrecer el suelo.

Actualmente se están utilizando mucho más los diseños “acanalados” en lugar del clásico “mini-relieve” y eso se debe a que los acanalados consiguen un mayor espesor de la base sin aumentar el peso y sobre todo aumenta su capacidad aislante. Sus materiales ofrecen impermeabilidad, una buena resistencia a la abrasión y son amortiguantes.

Sus materiales ofrecen impermeabilidad, una buena resistencia a la abrasión y son amortiguantes.

Hinchables:

Éstas no están diseñadas para hacer un uso habitual y continuo en la montaña. Debido a su peso, dimensiones y poca polivalencia, están más enfocadas a usos concretos como en tiendas familiares donde el vehículo (que se usó para transportarlo todo) está aparcado justo al lado (normalmente campings).

Su comodidad es mucho mayor que las esterillas debido a que triplican su espesor y son mucho más mullidas pero también son más frágiles y si se pinchan… te quedas con menos confort que el ofrecido por una esterilla.

Las boquillas actualmente son todo un avance en comparación a las antiguas que perdían el aire durante la noche. Sin embargo a la hora de comprar una colchoneta hinchable, hay que fijarse bien en el acabado de ésta confirmando que no hay irregularidades.

Hay algo más que se debe tener en cuenta y es que, en contacto con el saco de dormir, se convierte en una superficie considerablemente deslizante si no se disfruta de un plano horizontal. Hay modelos que admiten superficies adherentes para solucionar el problema.

Arreglar temporalmente un pinchazo durante una actividad de varias jornadas, se reduce al típico parche de bicicleta en cuanto a su “modus operandi”. Con unos buenos parches, una lija para limpiar la superficie y un pegamento especial, sobrevivirás a los pinchazos.

 

Bastones:

Desde los años noventa que se utilizan los llamados “telescópicos” por su composición de 2 o 3 cuerpos, quedando en desuso los rígidos.

A pesar del reducido tamaño de los bastones de tres cuerpos, son menos robustos, personalmente me decanto por los de dos cuerpos ya que son más resistentes y plegados pueden ir perfectamente enganchados en un lateral de la mochila.

Las ventajas son muchas:

  • Con su uso se mueve la musculatura de los brazos, hombros y pecho ergo se activa el riego sanguíneo.
  • En ascenso son un apoyo muy útil.
  • Ayudan a mantener el equilibrio en terrenos difíciles o inestables como en cruces de ríos, zonas nevadas o con obstáculos rocosos.
  • En descenso alivian las tensiones y sobrecargas que afectarían a las rodillas, cadera y columna, alargando el bienestar de nuestro aparato locomotor durante nuestra actividad.
  • Suponen un alivio y ahorro de peso equivalente a una media de 6k por paso avanzado para las piernas.
  • Indispensables sobre raquetas de nieve.
  • Su versatilidad es de gran ayuda para improvisar camillas, refuerzos de una tienda o parte de un cobijo.
  • Hoy en día las empuñaduras están adaptadas para la marcha, aportando amortiguación y siendo más ergonómicas.

 

¡Y eso es todo (lo básico) en cuanto al equipo externo necesario para disfrutar de la montaña!

Indice del manual con enlaces a cada uno de los post: (Próximamente)

1) Equipo y material.

> Vestuario.

> Equipo externo.

> Accesorios y Complementos.

2) Preparación y desarrollo de una actividad.

> Planificar.

> Sobre el terreno.

> Perfil de ruta.

> Orientación.

3) Procedimientos.

> Alimentación.

> Entrenamiento.

> Técnicas de progresión.

> Las noches.

4) Prevención.

> Seguridad y peligros.

> Primeros auxilios.

> Previsiones meteorológicas.

5) Consejos para viajes largos.

¡Encuentra tu oferta!

EN LA MOCHILA ENCONTRÉ:



Humildad Mochilera en:

Blog alojado en:

Web Hosting

Enlaces al contenido de todo el manual.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!