Select Page

Manual completo de montaña: ¡Buenas noches!

La noche en la montaña

 

Atraídos por la aventura,
en busca de paz,
escapando del estrés urbano,
hacia la libertad.
Curiosos por el sonido ambiente,
el idioma de los árboles en sintonía con el viento,
el chirrío casi fantasmagórico e inquietante
de algunos refugios ya casi jubilados.
La desnudez de un saco bajo un manto de estrellas,
la sensación de sentirse observados,
por búhos, zorros y quién sabe si algún dragón…
Las noches en la montaña,
son…

 

Después de hacer tributo a tan mágico evento como las noches en la montaña, continuaremos con nuestro manual completo de montaña atendiendo el asunto que nos concierne, las noches en la montaña.

Para introducir el tema en cuestión debemos saber que para pasar las noches en la montaña, tendremos varias opciones a elegir o no, en ocasiones una de las alternativas será nuestra única solución para esa noche.

También es necesario recalcar que muchos de los puntos que veremos a continuación, no son más que sentido común y/o el uso de nuestra buena educación/principios.

Entonces, ¿De cuantas maneras podríamos dormir en la montaña?

  1. Albergues y/o refugios.
  2. Acampadas.
  3. Vivacs.

Veamos pues cada uno de ellos y luego haremos hincapié en una serie de nociones básicas y consejos.

Albergues y/o Refugios:

En este caso disponemos de dos tipos, con guarda y sin él. Pero antes veamos qué ventajas e inconvenientes nos suponen en cualquiera de los casos.

  • Suponiendo que a lo largo de nuestra actividad podemos prescindir de acampadas, reduciremos considerablemente nuestro peso en la mochila ya que no necesitaremos la carpa, y en algunos casos ni saco ni esterilla ergo, más espacio disponible.
  • Las comodidades y el resguardo de las inclemencias del clima serán mucho mejores que en una acampada cuyo resguardo se limitaría al saco y la carpa.
  • Hacer uso de refugios y/o albergues supondrá seguir un mínimo de sentido común en cuanto a la higiene del lugar, horarios y convivencia con terceras personas.
  • Habrá que tenerse bien claro dónde estamos y no exigir lo inexigible, acorde con las características del refugio y/o albergue.

¿Dónde suelen encontrarse?

Los albergues suelen encontrarse en cualquier zona de montaña con rutas, puntos de interés etc, disminuyendo su frecuencia a más altitud.

Los refugios acostumbran a encontrarse en zonas más altas donde el acceso con vehículo no suele ser posible. Las etapas de un trekking suelen iniciarse y finalizarse en estos refugios.

Con guarda:

  • Se suelen recibir más servicios a parte del alojamiento, como suelen ser las cenas y los desayunos.
  • Lo que procede en estos casos es, hacer reservas previas (sobre todo en fechas de temporada alta), si no se requieren al menos confirmar disponibilidad.
  • A la llegada corresponde dirigirse al guarda para conocer las normas de convivencia que rigen ese refugio y/o albergue (la hora de silencio y comidas…), para que se nos asigne el lugar donde dormiremos y para facilitarle en cualquier caso, su trabajo de “control” y que pueda llevar una cuenta de cuantas personas tiene alojadas.
  • Es probable que cierto material más pesado no se admita en habitaciones y dispongan de un lugar designado para guardarlos.
  • Durante la llamada que habremos realizado para confirmar disponibilidad etc, será conveniente informarse de si es necesario llevar saco, o si te ofrecerán mantas y/o sabanas. Si a lo largo de la actividad que realices (por ejemplo) vas a alojarte en 3 refugios y todos ofrecen la ropa de cama, podrás prescindir del saco… será una lástima que en uno de ellos te sea necesario pues cargarás con él toda la actividad para una sola noche.
  • Todas las preguntas que puedas hacerle al guarda en cuanto a la actividad, las condiciones de la zona, consejos etc, te será de gran utilidad.
  • No olvides sacudirte las botas antes de acceder al interior tantas veces como entres.
  • En caso de ir en grupo lo mejor es que todos coloquen sus cosas en el mismo lugar con el fin de evitar “trueques” inesperados.
  • Así mismo… con el material de alquiler y previniendo que otras personas puedan estar en la misma situación utilizando material idéntico al nuestro, es conveniente que cada uno ate sus pertenencias todas juntas con una cuerda.

Sin Guarda:

  • En este caso las normas de convivencia son ni más ni menos que el sentido común.
  • No se dispondrá de ningún servicio, de modo que se deberemos llevar la comida necesaria para la cena y el desayuno, los utensilios de cocina (hornillo, platos, cubiertos etc), así como una esterilla y saco de dormir.
  • No ofrecen tanta capacidad ya que su espacio es mucho más reducido, sin embargo a estos refugios y/o cabañas tampoco llegan tantas personas debido a su localización (zonas altas, remotas y alejadas).
  • En caso de baja-media montaña podría darse el caso de encontrarnos con pequeños ratoncillos en busca de comida.
  • Normalmente alguna asociación de montaña o autoridad local suele mantener las instalaciones de estas cabañas. Es posible que en alguna ocasión se requiera pedirles la llave y para evitar encontrarnos con la puerta cerrada y sin la llave es conveniente informarse previamente por internet.
  • Algunas de estas cabañas y/o refugios se ven algo más frecuentados debido a que se encuentran en recorridos de gran interés turístico. En este caso podríamos encontrarnos una radio de frecuencia fija, de ese modo estaríamos en contacto con los servicios de rescate en caso de emergencia.

Acampadas:

Por suerte y debido a conductas erróneas que desatan incendios y contaminación, existe una legislación bastante estricta al respecto, penada incluso.

Por suerte también, existen cada vez más zonas habilitadas para acampar, ya sean campings con todas las comodidades habidas y por haber o zonas habilitadas para ello, sin instalaciones, a lo “salvaje”, en el mejor de los casos con algunas mesas y barbacoas.

Comencemos pues con aquello que se debe tener en cuenta a la hora de decidir dónde y cómo colocar nuestra tienda.

Cuando NO acampamos en campings.

Son más bien consejos enfocados a la pernocta¹.

  • Lo recomendable es empezar a buscar el lugar ideal con una hora o incluso con dos horas de sol por delante.
  • El suelo debe estar libre de piedras, ramas, nidos de hormigas y/o abejas (si, hay una especie de abejas que viven en el suelo)
  • En caso de leve inclinación, no olvidar poner la cabeza en la zona más elevada.
  • Tener en cuenta la dirección del viento dominante para no poner la entrada principal de la tienda en la dirección opuesta de éste.
  • En caso de zonas con viento, evitar suelos arenosos donde el polvo pueda ser una gran molestia (yo mismo sufrí una noche de viento, donde el viento se colaba entre ambos techos y el polvillo colaba por la tela mosquitera, mi peor experiencia en la acampada.)
  • Antes de relajarnos, dejaremos listas todas las tareas como ordenar mochila, hacer la cena, estirar la esterilla y el saco etc para poder disfrutar luego de la noche.

1.- Pernocta: En este caso hago referencia a la acampada libre, sin instalaciones ni parcelas habilitadas para acampar o, en campings agrestes y a zonas habilitadas sin ser un camping propiamente dicho.

El orden en el interior de una tienda (consejos generales):

  • No dejar dentro el calzado, las tiendas suelen tener un lateral con espacio para tal fin, donde también pueden dejarse pequeñas mochilas.
  • En caso de compartir tienda, cada uno debería ordenar sus cosas, teniendo en cuenta que el espacio debe compartirse y pensando en que parte de la tienda se va a ocupar para dormir.
  • Si se prevé cocinar dentro de la tienda por inclemencias exteriores, no poner los sacos hasta después de haber cenado y, si ya estaban ahí de la noche anterior, retirarlos.
  • No dormir con la ropa usada y sudada del día actual. Es mejor dormir con la que se usará al día siguiente.
  • No dormir sin camiseta. Sudar y estar en contacto con el saco no es agradable.
  • Si se duerme con ropa destinada solo para dormir (pijamas o ropa que se usa con tal fin), dejar lista la ropa para el día siguiente para poder vestirse con facilidad y rapidez (si el frío así lo exije).
  • Poner la ropa dentro del saco ayudará a tenerla calentita para el día siguiente. Al menos la camiseta.
  • Existen almohadas hinchables pero, no todos somos iguales y en mi caso, no me gustan. Si se dobla bien una chaqueta/sudadera, puede usarse como almohada y se mantiene de ese modo, calentita para el día siguiente.
  • Asegurarse de que lo que se necesita para pasar la noche se encuentra dentro de la tienda y accesible.
  • Siempre de debe tener a mano la linterna y el agua.

¿Qué hay de las leyes que regulan esta actividad?

Para no dar mucho el coñazo con legislaciones… nombrare algunos detalles (prohibiciones) que deben tenerse en cuenta. La ley NO permite:

  • Acampar fuera de las zonas indicadas para ello.
  • Acampar a menos de 1km de pueblos, ciudades y campings comerciales.
  • Acampar a menos de 500m de monumentos y/o conjuntos de interés histórico, artístico y/o de interés militar.
  • Acampar a menos de 100m de ríos y carreteras.
  • Acampar debajo/cerca de líneas de alta tensión.

Acampar: Nos referimos al hecho de permanecer en un mismo lugar dos o más noches sin quitar la tienda.

Es conveniente informarse de la normativa que cada comunidad autónoma (en el caso de España) o región (en otros países) tiene en vigor, en cuanto a la acampada libre, hacer fuego y/o uso de hornillos, abandono de basuras etc para evitar ser sancionados.

Vivac:

En este caso… había que informarse más a fondo de hasta qué punto se permite dormir al raso sin el uso de una tienda, en según qué regiones, comunidades autónomas, zonas protegidas etc, ya que podría parecer que existe un vacío legal.

Un par de foros donde se debate sobre ello:

www.mendiak.net | www.supervivencia-y-naturaleza.com

Por norma general y entendiendo que hacer vivac es una pernocta en la que se duerme al raso y sin el uso de tiendas de campaña, tendremos que seguir un par de directrices si queremos curarnos en salud:

  • No hacer fuego y comer bocadillos o cualquier tipo de comida fría tanto para cenar como para desayunar.
  • La pernocta deberá ser justo para el anochecer y dejando el lugar al amanecer.
  • Cuanto más ordenado se encuentre tu equipaje y recogiditas estén las basuras… más posibilidades de evitar sanción en caso de que los forestales den con nuestro paradero. Ya sabes… por aquello de caerles bien.
  • Tener un buen argumento que exponer a la autoridad para justificar nuestra pernocta y de nuevo… caerles bien para evitar sanción.
  • Conocer la legislación vigente de la comunidad autónoma y/o región, y saber exponerla… podría librarnos de sanción en caso de que la autoridad quisiera sancionarnos cuando en realidad, podríamos NO estar incumpliendo dicha normativa.
  • Por debajo de los 1500m de altitud las restricciones para el vivac son mayores.

Las razones por las que podríamos hacer vivac pueden ser, premeditado por el placer de dormir bajo las estrellas o por emergencia tras un error de planificación, accidente o habernos perdido.

Consejos:

  • En cualquiera de los casos y teniendo en cuenta los puntos nombrados con anterioridad, deberíamos hacer uso de nuestro equipo combinado con otros medios del entorno, con el fin de aportarnos el abrigo necesario. Tal que:

Saco de dormir, funda vivac, manta térmica, toldo (se suelen usar en campings para proteger nuestras pertenencias, tienda etc), cuerdas, ramas, vegetación, cuevas, piedras, muros,  depresiones del terreno etc.

  • El habitáculo no debe ser excesivamente grande para no dificultar el calentamiento de éste con el calor que desprendamos.
  • Las cotas bajas no siempre son las más cálidas, a veces un valle puede ser mucho más húmedo que una zona más alta.
  • La nieve es un gran aislante térmico.
  • Usar siempre la esterilla para aislarse del suelo y evitar la pérdida de calor por conducción.
  • Si se carece de esterilla, nos centraremos en hacer un buen lecho con medios naturales como ramas con un denso follaje primero y cubiertas con nuestra ropa (la que llevemos en la mochila) por encima de éstas.

Dejando a un lado la posibilidad de estar realizando un vivac por una emergencia… tenemos que reconocer que dormir bajo un manto de estrellas, en verano, ya sea con buena compañía o a solas, la experiencia es muy gratificante y por ello cada vez son más las personas que se animan a dormir entre árboles y arbustos, alejados de cualquier indicio humano ya fuera haciendo vivac, o acampando libremente a escondidas de cualquier agente rural.

Indice del manual con enlaces a cada uno de los post: (Próximamente)

1) Equipo y material.

> Vestuario.

> Equipo externo.

> Accesorios y Complementos.

2) Preparación y desarrollo de una actividad.

> Planificar.

> Sobre el terreno.

> Perfil de ruta.

> Orientación.

3) Procedimientos.

> Alimentación.

Entrenamiento.

Técnicas de progresión.

> Las noches.

4) Prevención.

> Riesgos y peligros.

> Primeros auxilios.

> Previsiones meteorológicas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!

Pin It on Pinterest

Share This

¡Ayudame a difundir!

Si te ha parecido interesante, por favor compartelo con amigos y familiares, ¡Gracias!