Select Page

Batisielles: La piscina de los dioses

Bastiselles

En estos tiempos que corren, todo tiene algo que ver o está sutilmente relacionado con los dioses. Desde las religiones más antiguas a las películas de cine más modernas. Siempre tiene que haber un malo, sus secuaces, y los buenos súper heroes, dioses y semi-dioses que los combaten. No pretendo hablar de ello en este articulo pues no es mi fuerte hacerlo peeeeero, resulta que inconscientemente, tumbado en el césped de un lugar bastante especial… pensé lo siguiente:

“Aquí se está como Dios!”

Y efectivamente, hoy vamos a viajar al Ibón Grande de Batisielles, “La piscina de los dioses”.

Bastiselles

Dejando a un lado las escapadas #FindeAdedo en las que no puedo llevarme a mi gran amigo Jake, y aprovechando que mi hermano Isaac está de vacaciones… vamos a hacer algo distinto e iremos en nuestro vehículo directamente al lugar de partida, tras la línea de salida, resumiendo… a un camping a pies del Valle de Estós.

Pero primero, unas presentaciones para que sepamos todos con quien vamos a realizar esta jornada!

Bastiselles

Este ejemplar en peligro de extinción, es Isaac, el mayor de mis dos hermanos pequeños. En su hábitat natural suele hacer lo que esté en su mano para que el resto nos riamos y pasemos el día lo más felices posible. Su día a día es sencillito, del trabajo a casa y viceversa a la espera del fin de semana donde la fiesta tiembla a sus pies. Extrovertido y muy trabajador… Es una persona admirable.

Bastiselles

Junto a mi hermano, el mejor de los mejores amigos del mundo, mi fiel compañero de vida, Jake. Velando siempre por mi seguridad y de la de los integrantes del grupo, recorrerá de 3 a 5 veces el mismo sendero por el que vamos a pasar, con la única finalidad de asegurar el perímetro y despejar la zona de animalitos. Esto último estaría bien que no lo hiciera pero es inevitable… le encanta jugar y persigue todo lo que se mueva con tal de pasar un rato divertido.

Finalizadas las presentaciones… COMENCEMOS!

Bastiselles

Solamente con el uso de una gran lista de superlativos, podríamos describir el lugar donde estamos a puntito de llegar… Nos encontramos en pleno Valle de Estós con un objetivo marcado: El Ibón Grande de Batisielles. Para llegar debemos realizar un pequeño esfuerzo y caminar 7,5km con un desnivel de 700m.

Bastiselles

Se trata de un trekking apto para todos los públicos siempre y cuando los niños se acompañen de un adulto

Esta aventura da inicio en la cara Sureste de una serie de agujas que oscilan los 2400 (Pico de Ruda) y los 2800 (Aguja de Ixeia) metros sobre el nivel del Mar. Nuestro destino se encuentra tras esas agujas, algo que a primera vista parece estar demasiado lejos y demasiado alto.

Bastiselles

Ahí detrás… está la piscina de los dioses!

Se trata de un lugar donde las dimensiones engañan la vista humana, donde las comparaciones llevan todas a la misma conclusión: “Somos taaaaan pequeños…” Y es que comenzamos rodeados de una vegetación densa, verde y brillante, con un río a nuestra derecha marcando el final de una montaña y el inicio de otra… nos adentramos a un bosque de pinos, un bosque 100% pirenaico, denso, bonito, lleno de vida y secretos.

Bastiselles

Dos horas después de sentir la montaña bajo nuestros diminutos pies, llegamos por fin al otro lado de aquellas montañas que parecían inalcanzables… con una primera sorpresa, El Ibonet de Batisielles. A partir de aquí hay que reconocer que uno se siente como en un cuento de hadas. No hay fotografía que se corresponda con la magnitud de lo que te rodea estando ahí.

Bastiselles

Nos encontramos a unos 1900 metros sobre el nivel del Mar y nos custodian tres gigantes como son Serisueles, Chuise e Ixeia cuyas cimas alcanzan 2400, 2600 y 2800 metros respectivamente, situándonos a nosotros en un valle de pinos e ibónes, un lugar idílico e imborrable de nuestra mente a partir de ahora.

Después de disfrutar de tan mágico lugar debemos continuar ascendiendo para verlo todo desde arriba, desde donde lo ven los dioses. El Gran Ibón de Batisielles se encuentra 350 metros más arriba (aprox) y ese ha sido desde un principio nuestro objetivo así que… a continuar subiendo!

Bastiselles

Se queda atrás el bosque de pinos con toda su densidad, su verde y fresca vegetación, para dar paso a una zona más rocosa, expuesta al sol y escasa de arboles debido a las cotas en las que nos encontramos. El calor no va a detenernos a ninguno de nosotros! El final del ascenso esta próximo y realmente vale la pena!

Bastiselles

Nos damos la vuelta para ser conscientes de donde venimos y esa es la sorpresa! Entre esos pinos esta el Ibonet de Batisielles y tras la linea que dividen el primer y segundo plano de la imagen… de ahí abajo hemos subido a lo largo de esta jornada!

Al final todo esfuerzo tiene una recompensa y la nuestra es tal que así:

Bastiselles

y tal que así:

Bastiselles

Situada a 2200 metros sobre el nivel del Mar, esta piscina natural… “La piscina de los Dioses” es todo lo que querías. No necesitas más! Si no llevas ropa de baño no importa! Puedes bañarte desnudx si quieres! ahí tú eres Dios!

Bastiselles

Seguimos rodeados de picos cuya altura nos deja muy por debajo aunque la vista no aprecie las distancias… pero sin duda lo que si se puede apreciar es un paisaje “de etiqueta”. Basta con asomarse un poco y ver el valle que se sitúa 300 metros por debajo, donde reposa el Ibon de Escarpinosa el cual se encuentra a pies de la montaña coronada por la Agulla de Ixeia.

Bastiselles

En esta imagen, La Agulla de Ixeia se queda fuera del objetivo (a la derecha) porque mi intención fue dar una idea de las dimensiones incluyendo dos senderistas en la fotografía.

Bañarse en un agua prácticamente glaciar ya que en invierno todo es nieve y hielo… es una sensación que de algún modo te llena de pureza. Nadar y flotar en el frescor de ese agua, sumergir la cabeza y aguantar la respiración justo ahí… es indescriptible y cuanto menos un acto de valor teniendo en cuenta que el agua esta literalmente fría.

Bastiselles

Mi hermano tomando el sol mientras yo busco el punto de vista perfecto para sacar alguna fotografía

Para mí fue como estar en la piscina de los Dioses y por eso bautice así este capitulo de mi vida. No hay nada mejor como sentirse recompensado por tus actos, no hay nada mejor como poder disfrutar de los frutos que uno mismo va sembrando. Estar ahí arriba con Isaac y Jake mereció muchísimo la pena. Me encanta ver a Jake nadando y si a eso le añadimos el paisaje que nos acompaña en este post… un día inolvidable.

Bastiselles

Una vez disfrutado del lugar nos queda la vuelta… menos mal que en esta ocasión cualquiera que suba hasta aquí arriba puede descansar en un paraíso con piscina, con unas vistas que te trasladan como mínimo a Nueva Zelanda, así cualquiera recupera fuerzas para volver verdad?

Sin duda es una excursión que no puede faltar si te gustan las escapadas de fin de semana por la montaña. 

Bestisalles

 

Deja un comentario

¡Bienvenido a mi Blog!



¡Hola! me llamo Daniel Ballesteros y soy el autor de Humildad Mochilera.

Actualmente estoy organizando un viaje de 15 días por Islandia en Mayo. En octubre me iré a Senegal para un voluntariado en una reserva de grandes mamíferos y con suerte comenzaremos un proyecto de voluntariados que me dará la oportunidad de viajar por el continente Africano!

Espero que disfrutes leyéndome y ¡Muchísimas gracias por visitar el blog!

EN LA MOCHILA ENCONTRÉ:



Humildad Mochilera en:

Blog alojado en:

Web Hosting

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!