Select Page

El Valle del Francés: una paradita entre lluvias

El Valle del Francés: una paradita entre lluvias

Rumbo al Valle del Francés!

Creo que todo el mundo al igual que yo, esperábamos tener ese amanecer tan bonito del que se puede disfrutar desde Paine Grande. Sin embargo el clima patagónico hizo de las suyas con un manto de nubes y alguna gotita, de modo que ese día no tendríamos amanecer soleado pero si una temperatura más que agradable para la caminata que nos esperaba.

Paine Grande

Recién levantado las vistas saliendo de mi carpa eran tal que así. Perfecto!

Salimos relativamente tarde y reconozco que por mi culpa. El desayunar, desmontar la carpa etc me lo tomé con demasiada calma. No recuerdo la hora exacta pero serían las 9 como muy tarde.

Nuestro próximo destino era el valle del francés, donde acamparíamos en el campamento italiano. Pero no voy a adelantar acontecimientos! Vayamos por partes.

Torres del Paine

Iba a ser el primer trekking con la mochila a cuestas y para aquel entonces la mía aun pesaba más de 15kg por culpa de la fruta. Ese mismo día me la termine adrede para aligerar peso, y decidí no volver a llevar fruta en situaciones similares.

Aun así el camino fue sencillo, al principio algo incómodo porque no estábamos acostumbrados a tener la mochila encima mientras subíamos y bajábamos numerosos desniveles. Ese día también creíamos que el viento nos azotaba fuerte pero más adelante veríamos que eso no fue nada.

Perfil Altitudinal

No es muy exacto pero sirve para dar una idea de los desniveles aunque no fueran a grandes alturas

Cruzamos varios ríos, disfrutamos de muy buenas vistas y el tiempo iba mejorando, llegar al campamento Italiano no era difícil… más bien nosotros estábamos un poco desentrenados (al menos yo), por eso del tramo en cuestión apenas hay fotografías aunque en alguna ocasión las vistas eran tan bonitas que el peso de la mochila y romper el ritmo no importaban… había que inmortalizar el momento.

Torres del Paine

De haber sido un día soleado quizá las fotos estarían más chulas. Yo personalmente agradecí que el sol quedara escondido ya que no me gusta nada el calor, el verano, la playa etc precisamente por el sol. Me encantan los días nublados y el frío así que para mí fue perfecto.

Torres del Paine

Torres del Paine

Por fin llegamos! Ni nos dimos cuenta… estábamos tan centrados en sacarnos una foto en el puente y al río en cuestión, que cruzarlo y toparnos con el campamento italiano fue toda una sorpresa.

Torres del Paine

Torres del Paine

Así que ahí estábamos! Enseguida nos pusimos a montar la carpa e hicimos de comer. Más sopa de sobre para variar. Todo fue bastante rápido porque debíamos emprender la subida al mirador con tiempo suficiente así que, dejamos todo bien arranchado y comenzamos el ascenso al Valle del Francés.

Ascenso al Valle del Francés!

Dos objetivos a cumplir, el primero consistía en llegar al Mirador Francés y segundo, pasar el Campamento Británico y llegar al Mirador Británico.

Valle del Francés

El ascenso a dicho lugar es brusco. El desnivel es considerado en gran parte de su trayecto y eso engaña, pues la realidad es que no asciendes a más de 900m de altitud sobre el nivel del mar. Lo que realmente impresiona del lugar es verte rodeado de “colmillos” que superan los 2600m de altitud, dimensiones que apenas se aprecian siquiera estando ahí tan de cerca.

Valle del Francés

Valle del Francés

Me considero una persona que ha estado en muchas ocasiones haciendo de las suyas en la montaña, pero los contrastes que ahí pude contemplar (al igual que en Tierra del Fuego), eran increíblemente bonitos. Esa gama de colores “verde jungla tropical” con el blanco de la nieve y los grises rocosos… forman en todo el parque unas estampas de una calidad tal que, mi cámara no tenía calidad como para captar la esencia, la magia y el encanto del Valle.

Valle del Francés

Una vez en el Mirador del Francés, Lucia mi valiente compañera y amiga de viaje, decidió dar media vuelta porque desde por la mañana en Paine Grande, arrastraba un dolor de tobillo que debía reposar. Fue una pena, se me hizo raro caminar solo y sin verla delante de mí abriendo paso como fue habitual en gran parte de las caminatas.

Valle del Francés

Continué solo, tenía que llegar al siguiente mirador como fuera y sinceramente estuve a punto de darme media vuelta en dos ocasiones… nunca me había sentido en peligro como aquella vez. Dudo sobre si estaba o no solo en la zona tal y como parecía, eso no me preocupaba, lo que me preocupaba era el tiempo que empeoraba por momentos, llovía lo suficiente como para no poder sacar fotografías. Las nubes cada vez más bajas y con más viento.

Valle del Francés

Esa fue la última fotografía que pude tomar aprovechando una paradita entre lluvias. Llegados a ese punto me faltaban menos de una hora para llegar al mirador, acababa de dejar atrás el Campamento Británico el cual me encanto! tenía un aspecto tan salvaje! No le pude tomar foto porque llovía mucho en ese momento, pero si me quedé sentado unos 5 minutos bajo una de las lonas con las que hicieron un porche y a su vez cubrían una de las carpas. Quienes acamparon ahí? supongo que los que me encontré subiendo y salen en la foto anterior.

Valle del Francés

Después de haber llegado al mirador… no poder sacar ni una foto ni ver nada porque las nubes lo tapaban todo, y de caminar otra hora de vuelta, el tiempo mejora, deja de llover e incluso con la temperatura ambiente y mi calor corporal… me seco  por completo! Era en plan, enserio??? ahora??? a que me doy media vuelta y vuelvo al mirador??? Tras pensarlo dos veces decidí continuar bajando y sacar alguna fotografía como la anterior, de la jungla que me rodeaba y las vistas hacia abajo, las cuales subiendo pasaron desapercibidas.

Valle del Francés

Se podría decir que ya estaba bastante cansado y no estaba para mucho más trote así que al llegar, me puse las chanclas que tan bien me fueron a lo largo de mi aventura por América Latina, y mientras hacíamos la cena aparecieron ellos! con quienes compartimos un muy buen momento de reunión en la mesa.

Valle del Francés

Cenita de exploradores en el Campamento Italiano!

Ellos son: Nicolás (el de la linterna encendida) y Tom. A Lucía ya la conoces si vas siguiendo mis aventuras (de lo contrario puedes empezar por AQUÍ). Nicolás es Chileno aunque ya no recuerdo de que parte nos dijo que era. Tom Israelí, acababa de realizar su compromiso con el ejército y como muchos en su caso, estaba de viaje por el continente durante unos meses.

Esa noche después de una buena jornada de risas y anécdotas, dormí como un tronco y menos mal que descanse… a la mañana siguiente esperaba una etapa mucho más dura, apasionante y con un tiempo revuelto.

Por el momento el trekking iba viento en popa… “esperemos que así siga mañana” -pensaba mientras acomodaba mi ‘chaquetalmohada’.

 

Deja un comentario

¿Nuevo en el blog?

¡Hola! me llamo Daniel Ballesteros y soy el autor de Humildad Mochilera.

Actualmente estoy organizando el próximo viaje por latinoamerica, donde espero estar mochileando entre 4 y 5 meses o… hasta que se agoten mis ahorros.

Espero que disfrutes leyéndome y ¡Muchísimas gracias por visitar el blog!

EN LA MOCHILA:



¡Sigueme!

Blog alojado en:

Web Hosting

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿No te olvidas de algo?
¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

¿No te olvidas de algo?

¡Consigue tus guías ampliadas en PDF Gratis!

 

¡Suscribete y no te pierdas nada!

 

Gracias por suscribirte a mi blog!

Pin It on Pinterest

Share This

¡Ayudame a difundir!

Si te ha parecido interesante, por favor compartelo con amigos y familiares, ¡Gracias!